• May 18, 2021

CRÓNICA DE UNA TRAGEDIA ANUNCIADA EN LA LÍNEA 12 “DORADA” DEL METRO

Ciudad de México 4 de mayo 2021.-Era casi media noche y las sirenas de las ambulancias, patrullas y bomberos no dejaban de sonar; gritos exclamando: “no puede pasar, esto se volverá a colapsar, por su seguridad, salga de aquí”.

– Déjeme pasar, mi hijo puede estar adentro, atrapado en los vagones.
– Queremos que Marcelo Ebrard dé la cara, él es el culpable.

Uno de los trenes del metro de la Ciudad de México, se desplomó. Entre las estaciones Olivos y “Tezonco” de la Línea 12, alrededor de las 22:30 horas.

“Nuestra tarea principal es atender a las personas que están en los hospitales, es atender a los familiares de las víctimas que lamentablemente fallecieron en este incidente. La Fiscalía General de Justicia inicia todas las investigaciones para poder hacer todos los peritajes y poder conocer qué fue lo que ocurrió en este incidente en la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México”, informó desde el lugar la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Cuerpos de rescate en sus labores usaron una grúa, que permitió que el personal pudiera atender a personas que quedaron atrapadas.

El ruido de las ruedas de camillas de hospital y gritos de policías “a un lado, dejen pasar, traen heridos”, era tal que abrumaban el ambiente al grado de que parecía que era lo único que sonaba.

Los hospitales, General de Tláhuac y General de Iztapalapa, al ser los más cercanos, se habilitaron como los centros principales para la recepción de pacientes.

El cuerpo policiaco bloqueaba en todo momento el paso donde colapsó la ballena del tramo elevado de la ruta. Por momentos, los crujidos de la estructura actuaban como un recordatorio de la catástrofe y el augurio de que podría volver a colapsar otro pedazo de la estructura.

Residentes de la zona no podían llegar a casa debido al bloqueo de circulación sobre avenida Tláhuac, lo que provocó una confrontación entre granaderos, militares y ciudadanos para poder abrir paso.

Los granaderos hicieron el uso de vallas y escudos con los que se desplazaban, para tratar de mantener a más de 500 metros de distancia del accidente a las personas.

Alrededor de las 2:00 de la mañana, el número de gente se había reducido en el lugar y sólo se escuchaba el conteo de las cifras de muertos y heridos: “15 personas han muerto, hay 70 heridos”.

Las calles del alrededor estaban solitarias, el ruido de pánico entre personas, sirenas de ambulancias, patrullas, bomberos había disminuido. Como si ese pedazo de la ciudad estuviera guardando un silencio luctuoso, uno que sus habitantes recordarán durante décadas.

Fuente: Forbes / Andrea Gama

Read Previous

ELOY PENICHE PROMOVERÁ LEY DE BONO CLIMÁTICO

Read Next

PEDRO JOAQUÍN SI HA CUMPLIDO Y LO SEGUIREMOS APOYANDO , AFIRMAN VECINOS DE LA COLONIA FLORES MAGON

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *